diumenge, de juny 26, 2011

901 Bederatzi. Nou. Nueve. Nine.

Odeiaren bidaia 161. El viaje de Odei 151.




Gau on, buenas noches kukuoyentes de esta imaginaria.

Antes que nada pediros disculpas por la desconexión de las últimas semanas. Y gracias a los que me habéis escrito, tanto en comentarios como al mail (olatuak@gmail.com) para preguntarme si estaba bien.

Pero las circunstancias del viajero son así. Sin practicamente acceso a internet, ordenadores portátiles que fallan.. Me encuentro en una granja de algún lugar de Aotearoa (Nueva Zelanda) sumergido en su invierno (verano ya en casa).
Hace dos días cumplí los 9 meses de viaje. Al hacer los planes entes de subirme a aquél primer avión en Bilbao pensé que probablemente , debido al presupuesto, estaría ya de regreso a casa..

Sin embargo, me mantengo y la aventura continua! Sigo respirando surf, cargando con la cámara y descubriendo a sorprendentes personas. Sonrientes y hospitalarios viajeros, y ahora, al pueblo Maori.

En la isla del Norte se concentra la mayoría. Con un 60 por ciento de su población. He surfeado con ellos, y ahora estoy empapándome de su historia y su cultura. Me sorprende con alegría ver que son parte muy activa de la sociedad, muy al contrario de lo que sucede con el pueblo aborigen en Australia como ya os relaté anteriormente.

Las olas que he podido surfear hasta ahora, como sabéis me impresionaron por su calidad y longitud. El clima ahora en invierno hace que el número de surfistas por piko sea equilibrado.

Además tengo una illusion-obsesión, casi como Ilazki, mi amiga bióloga marina lectora de este blog. Antes de que finalice mi estancia en NZ cruzarme con las Orcas, bien en el agua o frente al objetivo de mi cámara (mi eterna division). Con hasta 9 metros de largo y metro ochenta de altura en su aleta dorsal, estas reinas del océano no tienen ningún competidor, ningún enemigo acuático que les haga sombra.

Se alimentan de ballenas, focas, delfines. Ni siquiera el gran tiburón blanco puede con ellas. Es más, estos, en ocasiones forman parte de su menú. En Raglan, un viejo taxista aficionado a la pesca me relató como las vio una vez, lanzando, jugando con las rayas a modo de fresbee.

Respecto a su relación con los humanos, no hay ataques registrados en la mar. Si en cautividad. Bajo estrés, quién sabe si como venganza contra el hombre? Ahogando a su cuidador en el fondo de esos tanques que las recluyen en un espacio ridículo.

A ver si puedo cumplir ese encuentro con estos poderosísimos y enigmáticos animales marinos.

Iré actualizando cuando pueda pero os adelanto que tengáis paciencia porque voy a tomármelo con calma. Como siempre, grácias por leer-escuchar y comentar. Os sugiero, que si os apetece anyadáis el blog a vuestra lista en google reader. O bien, podéis sumaros como seguidores del mismo en el botón de seguidores de la derecha. De esta manera no tendréis que ir entrando para estar al día de futuras actualizaciones.

Ando fuerte, os llevo conmigo. Tengo buena gente alrededor y con más hambre de olas que nunca.

Un abrazo. Besarkada bat. Ondo segi!

Un poco de bibliografía Maori:

Pakeha Maori, the extraordinary story of the Euopean who lived as Maori in early New Zealand. Trevor Bentley. A Penguin original.
Maori. A photographic and social history. Michael King.

4 comentaris:

Ramon ha dit...

Hola Jabi,me alegro que siga todo bien.
Este blog nos tiene enganchados, esta bien recibir noticias desde tan lejos y mas si son de un amigo.
Bueno, que sigas tu aventura.
Un abrazo y cuidate.

80waves ha dit...

Olé! Me alegro que todo va bien.

Tus lectores estan ya acostumbrados a tus posts frecuentes, asi que cuando desapareces un tiempo, nos tienes todos preocupados!

Suerte con las orcas!

Jono

Markituzzz ha dit...

Por fin sabemos de ti!!!!

Nos alegramos que todo vaya bien y que lo estés disfrutando!!!

Un abrazo grande!!!

M&M

kukurusta ha dit...

Grácias amigos! un fuerte abrazo