dimecres, d’abril 30, 2008

234 Eskerrik asko




Muchas gracias a todos los que seguís este blog. Sinceramente pensaba que erais solo unos pocos, entre cinco o diez amigos. Me llevé una grata sorpresa al instalar una herramienta que me ha permitido saber cuántos entráis, de dónde venis y si entráis varias veces por aquí.

La sorpresa fue que kukurustan tiene 1440 visitas al mes de 648 usuarios. Vaya, mucho más de lo que nunca imaginé, aunque nunca fue mi objetivo el conseguir visitas a toda costa sino compartir mis pasiones con los amigos.

Una vez más gracias a tod@s. Seguid ahí..le dais sentido a este blog.

P.D: estaré unos dias sin actualizar porque me voy de despedida de soltero, no es la mía no, sino de dos buenos amigos de la cuadri Niko y Dani. Hasta pronto.

















.

dimarts, d’abril 29, 2008

233 Autosuficiencia


El otro día, desde la nave donde trabajamos, divisamos un vehículo muy peculiar. Desde arriba le sacamos una foto.

Fijaros en todos los detalles de esta furgoneta, la matrícula era de Cádiz y el conductor que bajó parecía recién salido de Woodstock. Increíble.

Cajones para recoger el agua de la lluvia, tenderete en el capó, cañería para el agua inclinada para dirigirla a la parte trasera, placas solares para calentarla y filtrarla a la ducha y un generador también en el techo! Sin olvidarnos de los cuernos que decoran el frontal. Que campeones...

Igual a algun@ de vosotr@s os da ideas para vuestra furgo.

dilluns, d’abril 28, 2008

232 Ciclos (dedicado a Laura, por sirena).



Cambio de estación

El agua está fresca y aunque aún no hace frío, a ratos, cuando sorprendo mi piel erizándose, me doy cuenta que el tiempo está cambiando. El cambio se huele antes de que asome por el horizonte, las ráfagas de viento traen noticias de invierno: refugio y endurecimiento. Me encanta esta sensación, la expectativa a las sorpresas de un nuevo ciclo. La luz ha cambiado. El calor del hogar cada vez irá cobrando más sentido. El surf te lleva de la mano a través de los ciclos estacionales. Hasta ahora bañadores y chancletas, ahora neopreno y escarpines, mar de verano, mares de invierno.

El bosque tiene su forma de expresar el cambio de ciclo, el mar también. Es un privilegio entrar en invierno al agua con poca gente o incluso sólo, sortear las olas haciendo gélidas y dolorosas cucharas, y desde el pico, girarte a mirar la tierra y ver las montañas nevadas. Salir después de unas cuantas olas, embutido en goma, y a duras penas cambiarte para después enchufar la calefacción del coche a toda pastilla y pensar que se te debe haber caído algún tornillo para entrar en esas condiciones, esbozando una sonrisa en tu cara.

La llegada del verano también tiene sus propios iconos. Es una especie de liberación despojarte de ese pegajoso traje y recuperar la flexibilidad natural de tus articulaciones. El sol. Surfear con tan sólo un traje de baño y apoyar tus costillas directamente sobre el deck. Los roces en la tripa y los pezones, la parafina pegada al pecho. Compartir las olas se convierte en asignatura obligada y la paciencia es imprescindible, principiantes, visitantes…

Equilibrio, blanco y negro, grises. Colores.

divendres, d’abril 25, 2008

231 Ostirala, viernes. Gethary II.




Llegué el jueves por la noche, hacia las 22:30 después de haber equipado la furgoneta con un par de mantas y algo de desayuno. Crucé el puente y bajé hasta la playa. No había nadie pero al aparcar y bajar de la furgo me quedé con la boca abierta. Las luces de la costa de sus ciudades y pueblos, unidas a un cielo negro, despejado y lleno de estrellas, además del viento sur, me hicieron sentirme un alma afortunada.

Pasó un hombre con su labrador, el cual se le escapó y vino curioso, a explorar donde yo me encontraba.

Purito, cola-cao, y a dormir.

Me depertó el móvil a las 6:30. Miré tras la cortina y vi olas pequeñas para lo que esperaba. No me lo creía...y yo sin el fish, solo con el pintxo y el seis dos. Dormí un poco más, comencé a escuchar gente pasar y ya me incorporé.

5 personas ya en el agua, el sol empezando a despuntar y de pronto unas series grandes. Nervios, neopreno y al agua. Para cuando entré estábamos ya 11.

La plana mayor del selecto y veterano club de Getarie estaba allí. Todo el mundo muy educado y sonriente. Otro ambiente a la mayoría de las playas. Se respiraba respeto. Series bastante más gordas que las que había el primer día que entré pero perfectamente ordenadas. Tardaban mucho en entrar. Una buena cada 10-15 minutos.

Sólo cogí una ola. Una de las de serie. Fue mi premio, mereció la pena. Después me engulló una montaña de espuma aunque salí más rápido de lo que pensaba. Ya había comenzado a contar.

En el agua conocí a Antonio (Antuán, Antonie en Getarie, jejeje), un tipo noble con casta, amigo de Ibon, Mikel, Paulo, etc..Me dio un montón de consejos y me "apadrinó" en el agua, guiándome. Eskerrik asko Antonio. Me explicó que tuvo un susto muy gordo en Deba cuando Ibon estaba pillando playa Gris aquél año. Se comió una ola de 6 metros, su tabla, una 9'6 partida en tres trozos, la gente pensaba que no lo contaba, pero ahí está el tio, dando caña con una Rawson especial para Getarie.

230 Osteguna, jueves. Gros



dijous, d’abril 24, 2008

229 Una buena opción: GREENPEACE




Desde hace varios años, vengo "cibercolaborando" con Greenpeace. Son gente a la que realmente importa la conservación del planeta, tanto vegetal como animal y pelean por ello. Puedes hacerte socio por 9 euros al mes o bien entrar en este link http://www.greenpeace.org/espana/ , entrar en la sección "ciberactua", suscribirte a sus boletines vía mail (gratis) y apoyar sus iniciativas mediante el envío de cartas y recogida de firmas. Parece algo inútil, pero no lo es, se consiguen más cosas de las que creéis.

Ánimo y a apuntarse.

dimecres, d’abril 23, 2008

228 Bon Sant Jordi!

Hoy es Sant Jordi. Durante mi estancia en Barcelona descubrí esta tradición del 23 de abril, una de mis favoritas. En este día el chico regala una rosa a su chica y la chica un libro a su chico, aunque esta tradición también se extiende entre padre e hija, o entre madre e hijo, o entre amig@s.

Es un día detallista y alegre. En las calles de Barcelona se multiplican los puestos de rosas y las casetas de venta de libros donde los escritores firman autógrafos.

Esta rosa la creé a través de una textura en mi último trabajo en Barcelona, en la cooperativa Ex-libris, (para enviar a los clientes y colaboradores), una gente maravillosa que hace posible que muchos libros lleguen a los lectores de una manera especial.

De una manera surfística, hoy es un buen día para regalar un buen libro de surf, y bueno, sino una rosa, quizás sirva un alga, aunque puede que te la acabes comiendo...

Bon Sant Jordi!

dilluns, d’abril 21, 2008

227 Los autenticos locales de La Barceloneta: Alex y Pia.

Este texto corresponde a la época en la que vivía en Barcelona cuando aún entraban olas grandes en la Barceloneta. Lo escribí aproximadamente hace dos años y medio. Kukurusta. (photos: kukurusta).



Los conocí un dia que bajé a la Barceloneta a pillar unas olas. A simple vista eran unos mendigos con sus sacos y sus trastos pero a su lado había alguna funda de una tabla de surf.

Había bajado en autobús con la tabla, no tenía dónde guardar las cosas y no quería dejarlas a tiro de los malditos merodeadores que pueblan esta zona de la ciudad, los que arrasan con las carteras y cámaras de los guiris y no dudan en petar seis furgonetas de surfistas en el mismo día para saquearlas.

Entonces me acerqué a ellos y me indicaron que podía dejar allí las cosas, que ellos las vigilarían. Al principio desconfié, pero el ver otras fundas de surfistas y con las ganas de tener por fin un baño decente en el Mediterráneo, me fui al agua. Eché un vistazo de vez en cuando desde el mar y mi funda seguía allí, a su lado.

Fui volviendo cuando había buena previsión y siempre estaban allí con su tienda de campaña, en los bajos del paseo.

Yo les dejaba la funda con todo dentro y me iba a surfear, nunca me pidieron nada a cambio y pude dar cuenta de su buena fe cuando vi a Pia ondear un palo de madera para ahuyentar a unos marroquíes que tenían “cierta curiosidad” por nuestras escasas po­se­siones.

Álex tiene treinta años y es ruso. Pía debe tener algunos años más y vino desde Suiza. Ambos son rubios, Pia calza un 36 y Álex un 45. No les gusta que haya olas porque les cuesta más dormir y a veces las olas llegan demasiado cerca de la tienda, es­pe­cialmente cuando entra una le­van­tada fuerte. Pero Álex sabe que apareceré cuando haya olas. Me pidieron que cuando fuera al agua antes de trabajar, metiera las cosas en su tienda de campaña aunque es­tu­vie­ran dormidos, ya que sino no me las podrían vigilar. Y así lo hacía; llegaba justo antes del amanecer, me acercaba a la tienda, abría despacito la cremallera, dejába la funda sin molestar y me iba al agua, a menudo sólo y soñoliento.

Álex se fue de Rusia para viajar. Conoció gran parte de Europa y acabó en Barcelona. Tuvo que volver para ayudar a su her­ma­na, que había tenido un crío, se había separado de su marido, y bueno, le tocó hacer de mamá durante un año. Pia y él se co­no­cie­ron cuando volvió a Barcelona, en la Plaza Real. No se drogan, ex­cepto algún porrito de vez en cuando y algo de vino para alegrar el alma.

La policía les ha echado mil veces pero la playa es su casa. Al final, de alguna u otra manera les han reconocido su derecho a dormir allí, aunque cuando aparece otro cuerpo nuevo de policía la historia se vuelve a repetir.

Pia tiene papeles, Álex no, y al ser ruso no le dan trabajo fácilmente. La gente del barrio les cuida bien. Hay un grupo de jubilados que tienen un pequeño local en los bajos para jugar al dominó. Cuando hace sol salen como los caracoles a echar la partida con sus mesas y sillas de plástico. Ellos les ceden un sitio para dejar la tienda y los bár­tulos en el local durante el día. No pueden tener la tienda plantada du­rante el día por la policía y la montan y des­montan a diario. El restaurante es­pe­cia­lizado en pollos y en­sa­la­das les suele dar de comer y los surfistas han procurado de­vol­verles el favor de cuidar sus fundas con algún saco de dormir, co­mi­da y mantas cuan­do las han necesitado.

Una vez la guar­dia urbana les quitó su tienda de dor­mir, y algunos surferos habituales de la Barceloneta hicimos una colecta para conseguirles una nue­va. Ellos nos cuidan y nosotros a ellos. Recuerdo la emoción de Álex cuando un día le llevé un par de periódicos rusos que compré en la Rambla. Dos simples periódicos le alegraron el día. Otra vez me regaló unas zapatillas Asics nuevas, eran demasiado pequeñas para él y se empeñó en regalarmelas. Aún las conservo.

Su conversación es divertida y alegre. Siempre están allí cuando vamos a pillar olas aunque una temporada des­apa­recieron para finalmente volver a la playa. La única vez
que fui al agua y no estaban tuve que dejar la mochila en la orilla y me la robaron; resultado: surfer empapado y en neopreno con tabla bajo el brazo en la comisaria de La Bar­celoneta. Era un día grande y entre serie y serie, la mochila voló. Otra más. Con mi cartera, móvil, llaves y un book con mis trabajos de diseño recién impreso. Estaba buscando un nuevo trabajo..

Hace un par de meses, mientras Álex y Pia dormían, alguien apuñaló a Álex. No vio a nadie, no sabe quién fue, pero la puñalada le llegó al pulmón izquierdo, cerca del corazón. Estuvo en el hospital varias semanas pero lo peor es que le hicieron las pruebas para el virus del VIH y dio positivo.





















La semana pasada le confirmaron que no tenía desarrollada la enfermedad pero que era portador. Hoy he estado con él y me lo ha contado todo. Le han dicho que si no se medica podría durar tres años. Si lo hace dicen que hasta quince. Tendría que tomarse diez pastillas diarias, cinco a la mañana y a las doce horas otras cinco, durante toda su vida.

Lo peor es que no sabe como ha cogido el virus, no se ha pinchado y según él ha sido fiel a Pia, quién sabe, una cuchilla de afeitar, un corte o un pinchazo accidental, yo le creo. No hace más que releer un viejo periódico ruso una y otra vez, y hoy todavía se planteaba el no aceptar el tratamiento. Pero va a luchar, es un luchador, y seguirá cuidándonos. Quién sabe, a lo mejor un día se anima a entrar al agua con nosotros. Tiene unos ojos azules que escrutan el horizonte en busca de respuestas.

226 Asteburua: las olas, los errores y el spray mágico

video

Fin de semana. El viernes fui a visitar a un amigo en Irún, necesitaba un par de cervezas y un poco de conversación. Yo también.

El sábado nos equivocamos. Muchas veces nos vamos de Donosti pensando que fuera vamos a pillar un gran baño. A menudo es así, el que busca y sabe buscar, encuentra. Sin embargo el sábado las joyas se encontraban en casa. Hubo unas olas muy buenas con la marea baja, por la mañana. Nosotros volvimos de La Corniche tarde y las perlas ya se habían escondido. A la mañana nos quedamos a medio camino, ni en Gros, ni en Getarie pensando que no habría mar suficiente. Al final en Gros. Pero mira, así conocí a un surfista muy majo, euskaldun de la parte vieja que estaba grabando con su cámara instalada en el casco. Su nombre Iñigo Daguerressar. Sin querer, lo juro Iñigo, le salté una ola y me fue grabando con su cámara. Hasta que no hice el cut-back no lo ví. Me envió el vídeo el mismo día. Esker mila Iñigo!

Resulta que si que hubo un buen baño en Getarie, metro y medio, un buen baño. Así que metedura de pata total. A aprender y callar.

El domingo, ayer. Nos levantamos a buena hora, ni muy temprano ni muy tarde, hacia las 9:30. Lucía el sol. Esta vez si, en casa. No era el baño de ayer en la baja, pero un buen baño. Algunas series entraban gorditas, pero lo que más llamaba la atención era la solidez de las ondas, venían fuertes. Tuve suerte de pillar una de ellas, muy buena, muy intensa. Al salir, paseé a mi perro por la playa desde Monpás hasta el espigón y vuelta. Después nos quedamos leyendo un rato junto a la barandilla. Al rato el estómago empezaba a pedir un poco de cariño.

Subimos a la furgo, pero antes de enfilar camino a casa, me apetecía dar un paseo por la ciudad. Un par de buenas canciones, en concreto "Paris Sunset #7" y "The life line" de Ben Harper, ventanillas bajadas, y despacito a disfrutar de las vistas de la ciudad. Atravesamos la calle Matía, giramos hacia Ondarreta hasta el Branca, viendo a los ricos con sus bonitos y caros deportivos descapotables. Dimos la vuelta, mi perro y yo olisqueando todos esos sabrosos olores que emanan las cocinas de los restaurantes y enfilamos la subida al faro de Igeldo.

Según vas subiendo y pasas las grandes mansiones, los árboles cubren la carretera y a tu derecha, en esos días, te inunda el azul, te llena los ojos de inmensidad y belleza líquida. En aquél momento algo llamó mi atención. En el murito que separa la carretera del barranco vi algún tipo de pintada, hecha con spray verde fluorescente. No me dio tiempo a leer lo que ponía y seguí hacia la cumbre. Al llegar a la curva de Tximistarri volví a ver ese color que desentonaba con ese maravilloso entorno. Una esvástica y dos ss nazis en mitad del muro de piedra. La pintura era reciente. Continúo. White power, sólo blancos, etc, etc, etc..

Ni voy a comentar la repulsa que me produjo. Sin embargo, en vez de estropearme el día, enfadarme o clamar al cielo, recordé que en la furgoneta tenía un pequeño bote de spray mágico que utilizo para diseñar, como otros tantos pinceles, rotuladores, pinturas y demás aparatos plasmadores de ideas, también mágicos.

Bueno, sólo deciros que el bote de spray mágico, al que no le gustan nada los nazis, y no los quiere ver ni en pintura, ni aquí ni en ninguna otra parte, salió flotando de la furgoneta en el aire, como a pequeños movimientos, como si colgara de un hilo invisible, y en un plis ¡las tapó todas! Al terminar, volvió a entrar por la puerta lateral de la furgoneta, regresando a su sitio y volviéndose inerte de nuevo.

Yo, con la boca abierta, me subí al puesto del piloto, y con una sonrisa en la cara, fui bajando, despacito, la montaña hacia casa. Mi perro no se lo podía creer tampoco. Al llegar a casa me preparé un buen solomillo, unos espárragos de Nafarroa y unas croquetas de hongos y de jamón. Después me eché una siesta y me pasé la tarde leyendo.

divendres, d’abril 18, 2008

225 Julioren argazkiak, Bali

Os dejo unas preciosas fotos de mi buen amigo Julio y ex-compañero de Ravalsurf (ver entrada 140) y de su novia Ari de su pasado viaje a Bali para que entréis con buen sabor de boca en el fin de semana. Si no recuerdo mal es la segunda vez que viaja allí. Yo aún lo tengo pendiente. Debe ser increíble visitarlo, surfearlo, olerlo, tocarlo, . Vamos, para volver sólo por navidad a saludar a la familia y marchar de nuevo, jejeje.


Habla Julio: -"Si mi primer viaje a Bali me dejó con un buen sabor de boca éste no iba a ser menos. La sensación y la emoción con la que me encontré una vez regresé a casa fue indescriptible: emoción, alegría, añoranza, melancolía...

Ir a Bali no creo que deje indiferente a nadie, es una experiencia que recomiendo a todos, surfistas y no surfistas. Es una terapia de relajación y de desconexión, una constante captación de sensaciones por los 5 sentidos.

En cuanto a sus olas que os voy a explicar... Olas buenas y olas muy buenas! En resumen: que disfruté como un enano!!"-



















dijous, d’abril 17, 2008

224 "El Mar"

Hace años me regalaron un libro pequeño (14 x 18 cm) llamado "EL MAR", rescatado de una librería de Barcelona donde la compra-venta de libros usados es habitual. Fue publicado en el año 1936 por Industrias Gráficas Seix y Barral Hnos., S.A. (-Provenza, 219.- BARCELONA), en el mismo año que estallaba la guerra civil.

Este tomo, el primero de tres, con subtítulo "El Mar en la Naturaleza", está firmado por un tal Capitán Argüello.

Como indica en el prólogo no se trata de un tratado científico ya que mezcla en él los relatos y aventuras (como uno extraído de "Narraciones Extraordinarias" de Poe) con datos reales y conocimientos marítimos.

Os dejo unos "pantallazos" de la obra de la que os hablo. En ella, curiosamente, se hace hincapié en los tipos de olas y como se forman, incluso las olas gigantes.

Ah!, y casi lo olvido, este libro no tiene "ex-libris" pero estaba firmado, con una hermosa caligrafía, por una misteriosa Genoveva de Sanjuán el 2 de febrero de 1940. Os muestro esta firma también. ¿Quién sería esta mujer? ¿Qué le llevaría a interesarse por el mar?










dimecres, d’abril 16, 2008

223 Y así empezó todo..De pioneros del water-polo donostiarra a surfistas





Cuando tenía unos 20 años estaba harto de estar todo el día por la calle fumando porros con los colegas. No era culpa de ellos, ni mía, nos dejábamos llevar; eramos rebeldes, curiosos, y muchos en casa teníamos situaciones bastante difíciles, es decir, una combinación explosiva; bombas a punto de estallar. Cada fin de semana era una revolución.

Quemados ya, Iban y yo nos apuntamos a la piscina de Anoeta. Empezamos a ir regularmente a nadar. Solía recoger a Ibán con el pequeño lancia Y-10 autobianchi rojo de mi madre con un cassette de extremoduro a todo trapo y allí ibamos.

Sara, del Easo de natación (y ex-nadadora olímpica) se fijó en nosotros, y dada su intención en aquella época de formar un equipo de water-polo, quiso ficharnos al ver que ibamos regularmente a entrenar por nuestra cuenta.

Ibán rechazó la oferta por su afición al snow, dado que no podría jugar partidos los fines de semana. Yo acepté y jugamos nuestro primer partido contra el Hernani sin haber realizado absolutamente ningún entrenamiento. Con esto quiero decir que el nuevo equipo, - ojo, pionero donostiarra en este deporte- no había realizado ningún entrenamiento. Resultado: nos metieron 30-0.

Nos fuimos poniendo en forma, martes y jueves entrenábamos con balón en Anoeta, alrededor de 3 km y muchos ejercicios diferentes. Lunes y miércoles teníamos que ir a nadar, a hacer caja, al menos un par de kms. Viernes descanso, sábado o domingo partido y lunes vuelta a empezar.

Seguimos jugando partidos y gracias a tres pilares del equipo, que fueron Jon Burguete, Jeff Beach y Txema Marimón, los más veteranos fuimos subiendo el listón. Recuerdo que gracias a Jon pasé de nadar 1500 por mi cuenta a nadar 2500. Él me enseñó un par de jugadas muy buenas e hizo de entrenador en la primera etapa.

Al cabo de dos años estábamos ganando partidos y empatando contra los mejores, saliendo del Easo water-polo jugadores para la selección de Gipuzkoa, entre los que tuve el honor de jugar en el 25 aniversario del Eibar.

Y gracias a esto empecé a surfear. Después de ese entrenamiento tan intenso me sentía como un pez en el agua y ningún revolcón me parecía demasiado largo. También completé en buen lugar la travesía a nado de La Concha.

De eso hace practicamente 10 años, peso unos 15 kilos más, aunque mantengo la tripa a raya y seguimos nadando y surfeando...

La foto, la tomó Dani Blanco, gran fotógrafo y compañero del equipo, un máquina, que en ese momento estaba lesionado y vino a hacer fotos. Ibamos perdiendo, de las derrotas también se aprende, es más, sobre todo se aprende de las derrotas.

Doy las gracias sobretodo a Sara en un inicio, por formar aquél equipo, a Jon, a Dani, Joseba (actualmente del club Tximistarri), a Jeff, Txema, Ian, Iñaki (otro máquina y buen colega), a Rafa (incansable deportista), a Gotzon y su ama por su esfuerzo, a César, Koldo...por creer en unos chavalillos. Hicisteis mucho por nosotros.

ESKERRIK ASKO!

dimarts, d’abril 15, 2008

222 Manifestación por las olas de Barcelona



TENEIS EL TEXTO EN CASTELLANO ABAJO
Si pulsáis en "causas" al final de esta entrada, podéis ver imágenes de las anteriores manifestaciones.


Situació dels espigons de Barcelona


Durant les últimes setmanes les negociacions amb l'ajuntament de Barcelona han anat progressant però no el suficient. L'A.C.S (Associació Catalana de Surf) ha presentat a l'ajuntament de Barcelona una proposta tècnica de modificació del projecte actual realitzada pel nostre company Raül Baldirà. Es tracta d’una proposta que intenta modificar el projecte actual per tal que la platja de la Barceloneta generi onades surfejables de qualitat.

També lluitem perquè la resta de les platges del litoral barceloní no quedin tancades per un mur submarí de 2,5km, el qual augmentaria els índexs de contaminació de les aigües i anul·laria totalment la pràcitca dels esports nàutics.


El proper diumenge 27 d’abril, Surfcatalunya convoca el tercer acte reivindicatiu a les 11h del matí, a la platja de Bogatell.

Per dur a terme totes les activitats del dia de la manifestació, obrim la compta de surfcatalunya. Tots els ingressos seran destinats a la manifestació. Qualsevol quantitat serà benvinguda.

2013 0692 82 0202693664 Caixa de Catalunya

Per més informació: www.surfcatalunya.com





Situación de los espigones de Barcelona

Durante las últimas semanas las negociaciones con el ayuntamiento de Barcelona han ido progresando pero no lo suficiente. La A.C.S. (Asociación Catalana de Surf) ha presentado al ayuntamiento de Barcelona una propuesta técnica de modificación del proyecto actual realizada por nuestro compañero Raül Baldirà. Se trata de una propuesta que intenta modificar el proyecto actual para que la playa de la Barceloneta genere olas surfeables de calidad.

También luchamos porque el resto de las playas del litoral barcelonés no queden cerradas por un muro submarino paralelo a la costa de 2,5km, el cual aumentaría los índices de contaminación de las aguas y anularia totalmente la práctica de los deportes náuticos.

El próximo domingo 27 de Abril, SurfCatalunya convoca el tercer acto reivindicativo a las 11h de la mañana, en la playa de Bogatell.

Para llevar a término todas las actividades del día de la manifestación, abrimos la cuenta de SurfCatalunya. Todos los ingresos serán destinados a la manifestación. Cualquier cantidad será bienvenida. Concepto: “MANI”

2013 0692 82 0202693664 Caixa de Catalunya

Para más información: www.surfcatalunya.com

dilluns, d’abril 14, 2008

221 Gethary



Bueno, ha sido un fin de semana sorprendente y muy especial para mí, por ser un reto. El sábado a las 7 de la mañana nos encontramos Jeff y yo en el Casino de Hendaia. Cogimos una de las furgos, perros incluidos y tablas dentro y para Getarie. Al llegar había bastante tamaño pero estaba completamente movido, revuelto, tocado de viento y nadie en el agua. Finalmente nos pegamos un bañito en Hendaia.

El domingo a las 7:30 de la mañana recibo un sms de Jeff: "Tienes Getarie super limpio ahora mismo. Aprovecha antes de que salga el viento". No podía ni con mi alma. Estaba muerto del día anterior y no pude levantarme. Dormí un rato más y soñaba con el sms de Jeff. Me desperté, comí algo de fruta, piña y unas galletas, pillé una toalla y salí pitando.

Jeff no podía venir por una competición de su hija y mi amigo, el que se suponía que iba a venir conmigo, estaba fuera de combate en la cama.

Llegué allí cuando la marea llevaba un ratito bajando. Había olas grandes y 3 personas en el agua. Un pelín tocado de viento pero no demasiado. Estaba bastante nervioso pero me veía capaz. Estiré y en un plis me vi remando hacia el pico. Remé una de las txikis para probar la tabla nueva y gané confianza. Probé a hacer el pato con un par de olitas según remontaba y vi que era más fácil de lo que pensaba.

El entreno en las ultimas semanas en la piscina me hacía sentirme bien y cómodo en el agua, se nota, y mucho.


Me fui animando y me metí arriba del todo. Llevaba la tabla más grande y de vez en cuando entraban unas series bastante toscas. Cogí entre 10-12 olas y comí en una de ellas. Me pillaron unas cuantas espumas de serie, pero nada grave. Remé hacia el canal y listo.

La ola es super noble, una maravilla. La tabla, mucho más ágil de lo que pensaba, muy fácil de girar (para ser un 8 pies), etc..

Un honor haber podido surfear esta ola por primera vez con esta tabla. Una sensación muy buena ver la furgo desde el pico y sobre todo muchísima alegría al salir por haber dominado los nervios y haber notado la fuerza de esas ondas.

Al salir, ya cambiado, me di un paseo por el pueblo, por su pequeño puerto, con pequeñas txipironeras con nombres como "Argitxu", "lasai ba", todas pintadas con mucho mimo y cariño.

No se si aún existe la placa de Miki Dora, al menos yo no la encontré. Muy contento. Dar las gracias a Jeff Beach por sus consejos y a Mikel Agote por haber shapeado una tabla tan especial.

dijous, d’abril 10, 2008

220 Desberdin-desigual

219 Surf


Rebuscando entre viejos cuadernos encontré esto. Una mezcla entre texto y dibujo sobre el surf..

dilluns, d’abril 07, 2008

218 Surf lock


Un buen invento que llevo utilizando hace practicamente un año. Resistente y muy práctico para dejar la llave de tu coche sin tener que esconderla. Muy útil cuando vais varios al agua, si uno sale antes que otro no tiene porqué esperar, siempre y cuando sepa la contraseña claro.

Distribuye Govesport

dimecres, d’abril 02, 2008

217 Orrua, Paulorekin

Esta tarde, al salir de currar, baño en Orrúa. Después de un finde demasiado golfo y lunes y martes de entreno en la piscina, hoy hemos pillado cierto tamaño, por fin ha bajado el viento. Cinco olas y cero wipe-outs con el 6'5 me doy con un canto en los dientes para ser miércoles..



216 Pintando con Poska..

A petición de Perry (http://afrikitown.blogspot.com/) y Miquel os explico un poco cómo podéis pintar vuestras tablas con rotuladores Poska. Seguro que conocéis los diseños de las tablas ...lost por su colorido y sus dibujos. Pues bien, están pintadas, en su mayoría, con rotuladores Poska con base acrílica. Uno de los grandes pintores de tablas es Marcio Freitas, el pintor brasileño de tablas de Olatu con más de 16000 tablas pintadas a sus espaldas.

Primero de todo, la tabla debe de estar bien limpia de parafina. Después, con una lija de 320, lijáis toda la superficie que queréis pintar, os quitará el brillo en ese punto y saldrá el polvillo blanco de la resina. Cuando acabéis pasad un trapo húmedo para quitar el polvo.

Una vez lijada y limpia, podéis proceder a dibujar con un lápiz normal lo que queráis a modo de boceto; si queréis rectificar podéis hacerlo como si fuera papel con una goma de borrar.

Si vais a pintar un pinline tendréis que hacerlo a pulso porque la cinta de carrocero juega malas pasadas al colarse la pintura por debajo, fue uno de los errores que cometí.

Un detalle muy importante es que la punta del rotulador esté en buen estado, que no esté abierta o con pelos sueltos, ya que perderéis mucha precisión en el trazo. Ese fue el segundo error que cometí.

Una peculiaridad de estos rotuladores es que mientras está la tinta húmeda puedes coger otro y pintando encima se mezclan los colores. Podéis probar en una tabla vieja, o en una superficie lisa.

Bueno, después de que hayáis acabado vuestra obra maestra, debéis barnizarla. El poska se seca muy rápido así que no hace falta esperar mucho. En Olatu utilizan un barniz con una especie de aerógrafo para sprayarlo pero claro, no tenéis uno en casa. Lo mejor es un spray de barniz para acrílico, yo conseguí uno en "La casa del artista", en el barrio de Gros de Donostia. Sprayarlo a cierta distancia y sin concentrarlo mucho, con una fina capa bastará. Si os queda muy basto, con la lija más fina de agua, la más gastada que tengáis, con un poco de paciencia lo podéis rebajar.

Y así, listo. Ya tenéis la tabla decorada. Intentad evitar los errores que cometí yo y pensad que aunque haya fallos la habéis pintado vosotros y podéis ir mejorando con cada tabla que pintáis. Una tabla vieja es un gran campo de pruebas.

Me siento como en bricomanía, jajaja.