dimarts, de febrer 18, 2014

1.240 Back to Crab.








Egun on kukuoyentes de esta emisora imaginaria.


El domingo pasado y tras mucho tiempo volví a surfear en Karramarro. Me sentía fuerte y quería hacerlo.


Las series estarían entorno a los tres metros las más grandes. Una vez decidí entrar reconozco que mis pulsaciones se aceleraron. Incluso al aflojar los tornillitos de las quillas reconozco que el pulso me temblaba más de la cuenta. Pero estaba seguro de lo que hacía. Respiré hondo repetidas veces y preparé mi viejo pero buen 6'7. Sonreí.


Casco, escarpines, quillas, invento, parafina. Medí las series y esperé sin prisa el momento para entrar. La ola iba muy en su sitio, hacía sol y la lesión de mi brazo queda casi un año atrás en el calendario. Había estado entrenando los dos últimos meses y eso me daba confianza.


Remonté remando constante pero firme, sin prisa hasta el pico. Allí me encontré con algunos conocidos y todos saludaron sonriendo. Había dos líneas, en total 7 personas contando conmigo. Unos, los de guns ocho pies y tres o cuatro con semiguns.


Surfeé una ola bastante grande con éxito y me quitó los nervios. Carol estaba fuera con mi cámara pero en esta ola se desenfocó el objetivo. No recordaba la intensidad del take-off en esta ola. Es un chute de adrenalina.


Me lancé a otra y me la comí bien. En esa no se desenfocó el objetivo ;). Tras ella llegó el resto de la serie que pude negociar haciendo la cuchara, aunque me desplazó muchos metros.


Los chicos fueron saliendo y me quedé solo. Las series venían más grandes pero la ola se movió del sitio. Mi psicología en ese momento se debilitó un poco con la soledad y con la ola fuera de su lugar, así que decidí coger una ola más pequeña y salir.


Sergio, un chico que conozco y que fue el último en salir antes de mí, esperó amablemente a verme llegar a tierra sin problemas. Eskerrik asko.


Esa es la franja en la que me siento bien. Creo que esas mismas olas con el ocho pies las puedo surfear bien, pasando la zona crítica ya de pié. Más allá de ese tamaño no me siento a gusto. Y reconozco que la última vez que entré en Deba, aunque no hubo complicaciones, pasé miedo.


Así pues, parece que me voy encontrando a mi mismo y que no estamos tan viejos.


Ondo ibili kukureaders!








2 comentaris:

ramon ha dit...

me alegro porti jabi buen trabajo.....
ese mismo dia estuve mirando una ola y alfinal me fui sin surfear es dificil mantener el nivel de motivacion despues de tantas marejadas......
un a brazo nos veremos.....

kukurusta ha dit...

Muchas gracias Ramón.

Un abrazo, nos veremos.