diumenge, de gener 03, 2016

1.315 Olaturen errepidea. La carretera de las olas. The waves road.

Gau on kukuoyentes de esta emisora imaginaria.

No importa que a estas horas tengas retortijones en el estómago por la marejada de mañana, que tengas tu pintxo de más de nueve pies encajado como un puzzle casi imposible en tu coche, que estés conduciendo de noche en una Kangoo intuyendo el Atlas a tu izquierda rumbo a las que deseas sean olas que recuerdes toda tu vida.

Quizás seas un principiante abrumado frente a tantísima información y espectáculo pero con la ilusión en los ojos por saber más y más sobre el surf, de esas primeras olas que ya te han calado hondo. O estés preparando tu cámara para intentar captar esa serie fantasma fuera de escala que quizás cabalgue alguno de nuestros héroes locales mañana. O estés jugando a surfear olitas con un juguete en la bañera con un pequeño ser que depende de ti para abrirse camino y que puede que pille sus primeras olas contigo algún día, aunque tu barriga haya aumentado y estés sacrificando algunas sesiones con cierta nostalgia. O a lo mejor eres una de esas afortunadas que están de camino a una isla remota para encontrar la ola de su vida. Quizás estés cuidando de los demás en la costa, vigilante.

No importa. Quizás tengas doce, cuarenta o estés rondando los setenta años. No importa. Estás en la carretera de las olas. Del salitre y la observación. De las risas con amigos. De un bonito camino que te conecta con una esfera azul cubierta de agua que es nuestra casa en un espacio-tiempo que misteriosamente nos ha hecho coincidir a todos nosotros. Que nos conecta con la naturaleza y nos hace vivir una aventura cada vez que lo emprendemos. Y, si escuchamos bien y nos esforzamos, hacernos mejores y evolucionar.

Prescindir de lo que sobra y centrarnos en lo que importa. Evolucionar como personas y no perder el tiempo con lastre, porque es escaso.

Un saludo a todos desde estas ondas para que sigáis disfrutando y, si es posible, evolucionando. Feliz 2016.

Ondo ibili!


2 comentaris:

Ramon ha dit...

Hay circustancias que nos alejan fisicamente un poco de la carretera, para retomar en cuanto se puede, pero mentalmente siempre esta ahi, ella y todos los viajeros que conociste por el camino.
Un fuerte abrazo Jabi, nos veremos en la carretera.

Jabi Iraizoz ha dit...

Un fuerte abrazo amigo encontrado en esa preciosa carretera.