dijous, d’abril 04, 2013

1.117 /\/\/\/\/\/\/\


Egun on kukuoyentes de esta emisora imaginaria.

Retomando la "normalidad" sin surf dentro de la recuperación de una mala rotura de codo, he encontrado estas tres fotos en mi cámara del día en que me lo rompí.

Cuanto más conozco sobre el mundo de la montaña más me sorprende el compromiso, el enganche de muchos montañeros y la dureza de los mismos.

Cuerdas, crampones, pies de gato, altura. Escalar arriesgando no es mi mundo pero lo admiro mucho. A veces, cansado de la masificación del surf, intentas mirar hacia otro lado, a otro escenario menos explotado.

Las expediciones épicas relacionadas con las grandes cumbres son muy inspiradoras. Sin embargo, viendo la explotación turística del Everest u otros creo que no se libran de la masificación. Al margen de todo esto creo que hay algo que une el mundo del surf y de la montaña, cierta conexión de admiración ante la naturaleza y el sentirse una pequeña parte de la misma.

Un saludo a todos los montañeros de corazón. Ondo ibili kukureaders.





2 comentaris:

Marià ha dit...

Acabo de veure el que et va passar en el colze. Com diu la meva dona, "si ha passat, serà per alguna cosa". El surf no el deixaràs, segur; potser aquest temps et servirà per reflexionar, captar altres sensacions, escriure, fer més fotografies, relaxar-te, dibuixar,...
Ànims i aprofita aquests mesos!

kukurusta ha dit...

Gràcies Marià. Aprofitarem.